Composta Definicion y Como Hacerla en Casa

composta

Definición: Compuestos que forman o formaron parte de seres vivos. Conjunto de productos de origen animal y vegetal. Con la Materia Orgánica se puede hacer la “COMPOSTA” que es un magnífico abono para la tierra, y además con esto se reducirá tu basura enormemente. Restos de comida, frutas y verduras. Cáscaras de huevo Restos de café Cenizas Aserrín, paja Trozos de madera Poda del jardín (césped, ramas, hojas, raíces, pétalos, etc.)

Condiciones: NO pongas aceite, o comida muy grasosa. Evita los restos con mucha carne (ya que tardan mucho en descomponerse). Cuida que no vaya ningún otro elemento inorgánico (plástico, vidrio, papel o aluminio)

¿COMO HACER LA COMPOSTA?

Escoge un lugar en el patio o jardín, de preferencia lejos de la casa o la cocina, y fíjate que le de sol y sombra durante el día. Destina un bote, hoyo o caja metálica grande (mínimo 1 m3, máximo 1.5 m3) con tapa. Coloca una capa gruesa (aproximadamente 6 cms.) de aserrín o tierra.

Vierte ahí todos los desechos orgánicos. Cúbrelos con otra capa de tierra. Rocía con un poco de agua indispensable para mantener la humedad) y espolvorea con cal para evitar malos olores. Se cubre con un plástico, tapa, o capa de tierra.

Cada vez que integres nuevos desechos orgánicos, o bien a la semana, se revuelve todo con una varilla (es importante para ventilar los materiales) y se repiten los pasos anteriores. En 3 ó 4 semanas se observará que es difícil distinguir lo que se fue depositando, a excepción de los desperdicios más recientes.

Después de 1 a 4 meses se convertirá en “humus”( es el nombre vegetal de la tierra que se forma por la descomposición de la materia orgánica). Y esto resulta en un abono estupendo con vida, con una gran densidad y variedad de microorganismos que sintetizan enzimas, vitaminas, hormonas, etc. y que repercuten favorablemente en el equilibrio biótico del suelo.

Consejos ambientales:

Aprovecha lo más que puedas de las hortalizas, lava bien las verduras en vez de pelarlas (muchas de ellas tienen la mayor parte de sus proteínas y vitaminas en la cáscara). No prepares más comida de la necesaria. Deja un recipiente al lado del fregadero para depositar ahí tus restos orgánicos. Reparte lo que se pueda entre los animales domésticos o los pájaros que visitan el jardín, terraza o balcón.

Haz tu propia composta, en lugar de utilizar fertilizantes que contienen tantos productos químicos.

Si no tienes jardín, ofrece tus materiales orgánicos a quien lo tenga, o bien comunícate con algún productor de fertilizantes, agricultor o criador de animales o alguien que le saque a estos desechos el máximo provecho.

La Basura Orgánica, cuando se descompone produce metano, (gas que atrapa la energía solar y provoca junto con otros gases, el aumento de la temperatura global) una molécula absorbe 20 veces más calor que una de CO2. Es el peor gas para el aire.

Además la basura orgánica en los tiraderos a cielo abierto, es foco de infecciones, gusanos y malos olores. Una política encaminada a reciclar los materiales orgánicos reduce la contaminación y fomenta la producción, reconstruyendo la estructura de la tierra y devolviendo a la naturaleza los nutrientes que le hemos tomado prestados.

Abono orgánico

Sustancia constituida por desechos de origen animal, vegetal o mixto que se añade al suelo con el objeto de mejorar sus características físicas, biológicas y químicas.

Puede consistir en: residuos de cultivos dejados en el campo después de la cosecha, cultivos para abonos en verde (principalmente leguminosas fijadoras de nitrógeno),restos orgánicos de la explotación agropecuaria (estiércol, purín), restos orgánicos del procesamiento de productos agrícolas, desechos domésticos (basuras de vivienda, excretas) o compost preparado con las mezclas de los compuestos antes mencionados.

Tipos de composta

El compost lento o frío

El proceso lento o frío para crear compost es simple. Los residuos domésticos y las hojas secas se acumulan en un montículo y los depositan en un receptáculo y los dejan en el suelo.

Este método no requiere ningún mantenimiento, pero el material se llevará varios meses a un año para descomponerse. Este proceso puede ser usado cuando no hay mucho tiempo o materia orgánica disponible y no hay urgencia para el material descompuesto.

No mezcle malas hierbas con plantas enfermas porque la temperatura en este proceso no es suficiente para matar las semillas u organismos que causan enfermedades en las plantas.
Añada residuos de jardinería a medida que se acumula. Moler o cortar los residuos ayuda al proceso de descomposición. Usted puede utilizar su cortacéspedes de patio para desmenuzar el material. Pase el cortacésped sobre pequeños montículos de malezas, hojas y ramas secas. Un beneficio del proceso de compostaje lento o frío es que el material descompuesto tiene la capacidad de controlar las enfermedades que existen en el suelo más eficientemente que el proceso de compostaje rápido o caliente. Este proceso también deja más material sin descomponer que se puede quitar más tarde.

Los receptáculos de compost pueden ser tan simples como un cubo de 1m3 con ventilación, malla de alambre, bloques, valla de madera o madera tratada, y más.

Dependiendo de su grado de descomposición, podemos hablar de tres tipos de composto:

– Poco descompuesto o fresco. Es la que ha sufrido una fermentación de pocas semanas. Se utiliza principalmente para el suscriptor de fondo.

– Descompuesto. Con una fermentación entre dos y cuatro meses. Al ser de rápida absorción, se puede aplicar en la fase productiva del cultivo.

– Muy descompuesto o maduro, también conocido como mantillo. La descomposición ha durado de uno a dos años. Tiene varios usos, como cubrir cultivos, preparar plántulas y parcelas fertilizantes donde se plantarán zanahorias, frijoles u otras plantas sensibles a materia orgánica fresca.