Chicles

Las gomas de mascar son fabricadas de latex sintético, que es resistente al clima y es altamente adhesivo. La goma desarrollada agrega un nuevo polímero especial para modificar sus propiedades, haciéndolo menos pegajoso.
Un estudio del Ayuntamiento de Pozuelo (Madrid) asegura que las gomas de mascar pueden acumular hasta 50.000 gérmenes transmisores de enfermedades como la neumonía y es muy difícil evitar que niños o animales entren en contacto con ellos si están en el suelo.
Limpiar un chicle cuesta mas del doble que comprarlo
Los servicios de limpieza despegan del suelo miles de de gomas de mascar cada día, sólo en el centro. Eliminar uno sale por $1.65 y en la tienda cuesta $ 0,50 .
Un chicle es barato, $ 0,50 , pero limpiarlo cuando se queda pegado en las aceras resulta bastante más caro:$ 1.65  cada uno, más del doble de su precio en la tienda. Y lo malo es que la mala educación de muchos siembran las aceras del la ciudad de miles de chicles.
Un problema mundial
Despegar los chicles del suelo se ha convertido en un problema en casi todas las ciudades. En el paseo del Parque de Málaga se acumulan unos 48.000 chicles y los quitan con una espátula. En Murcia organizan limpiezas de choque una vez al mes y cada goma les sale por 0,30 euros. Pero la cosa todavía llega más lejos en Liverpool (Inglaterra), donde gravan cada paquete de chicles con un impuesto, o en Pekín (China), donde se han planteado ilegalizarlos tras recoger 600.000 chicles pegados al suelo en la plaza de Tiananmen.
Multar a quienes tiran chicles
La segunda cosa más asquerosa (después de las cacas de perro) es ver por la calle las aceras llenas de los pegotes negros de los chicles.
¿Alguien hace eso en su casa? ¿Por qué hay que hacerlo en la calle, transitada por todos? Qué gente más sucia hay suelta. ¿Así queremos una ciudad presentable ? Una multa para estos cochinos no iría nada mal.
Además, cuando se va uno a deshacer del chicle, puede envolverlo en un papel y tirarlo a la basura, no al suelo. Me resulta incomprensible.