Aire en el Hogar

calidad_aire

En el interior de nuestras casas los iones negativos pierden su carga y desaparecen debido a los campos eléctricos de los electrodomésticos, los conductos metálicos, la electricidad estática de los tejidos sintéticos y el aire contaminado que generan las diversas emanaciones tóxicas procedentes de los diversos productos químicos presentes en la vivienda.

Si la atmósfera interior de nuestro hogar pierde su equilibrio iónico natural al perder iónes negativos, respiraremos un aire cargado de iones positivos que nos producirán malestar general, dolor de cabeza, irritabilidad, agotamiento y dolores musculares.

Para evitarlo, además de abrir ventanas o de utilizar sistemas de filtración e ionización del aire, podemos hacer uso de plantas purificadores del aire, que colocadas estratégicamente pueden llegar a reducir o eliminar entre un 10 y un 80 % de la contaminación interior.

Las plantas purifican el aire, aumentan en él los iones negativos, generan oxígeno, absorben el anhídrido carbónico y otros gases contaminantes, regulan la humedad y la temperatura ambientes, tienen un efecto sedante sobre las personas, atenúan el ruido, retienen el polvo y poseen otras cualidades, como que embellecen los espacios donde se sitúan.
Estos son algunos ejemplos de plantas que nos ayudan a purificar el aire de nuestras casas:

DRÁCENA. La Dracaena margarita y la Dracaena deremensis son plantas que están muy indicadas para habitaciones y espacios recién amueblados, ya que filtan el formaldehido y el xileno que estos desprenden. Las Drácenas necesitan húmeda y luz indirecta.

PALMERA. Como la Drácena, la palmera Chamaedoria filtra el formaldehido y el tricloretileno de los muebles nuevos o recién barnizados. La Chamaedoria necesita humedad y buena iluminación.

CACTUS. El cactus Cereus peruvianus resulta un notable armonizador de las radiaciones que crean los ordenadores, por lo que es muy útil colocarlo cerca o sobre la mesa de trabajo.

HIEDRA. La hiedra Hedera belix filta hasta el 90 % del benzeno en una habitación cerrada, así como el formaldehido. Es ideal para colocarla junto a equipos plásticos, como ordenadores, fax, equipos musicales, etc.

CINTA. Las cintas filtran el 96 % del monóxidos de carbono, xileno y formaldehido. Son muy útiles tantos en cocinas que usan gas como en salones y comedores donde hay reuniones de mucha gente.